Seleccionar página

Hace unas semanas descubrí la receta para preparar mermelada. Hoy quiero compartirla contigo ya que me ha parecido deliciosa y una excelente opción para los antojos dulces.

 

Esa semana se me pasó la mano y compré una gran cantidad de peras que no me alcancé a comer. Antes de que se echaran a perder decidí buscar alguna receta en la que pudiera utilizarlas y ahí fue cuando descubrí esta mermelada.

 

Mermelada de manzana o pera

 

 

 

Me sorprendió lo fácil que es prepararla, pero más aún lo rica y dulce que queda sin necesidad de añadir ni una pizca de azúcar.

 

Es una buena opción para aprovechar la fruta que compraste de más o para tener disponible si tienes antojos dulces después de la comida o a media tarde. Puedes agregarla a tus hot cakes de avena, a tu rebanada de pan Ezequiel o a una tortita de arroz inflado. ¡No resistirás el antojo!

 

Ojo: es importante tomar en cuenta que, aunque no le vas a agregar azúcar, no quiere decir que no tenga azúcar. Los azúcares de la fruta se concentran en la mermelada, por lo que hay que consumirla en porciones moderadas y no a cucharadas como si fuera un yogurt.

 

A continuación te comparto los pasos para prepararla. Hay varios pasos que son flexibles. Desde los tiempos hasta la cantidad de fibra que quieras que contenga.

 

 

Ingredientes: 

 

  • Pera o manzana (la cantidad que quieras convertir en mermelada)
  • 1 cucharadita de canela (opcional)

 

 

Modo de preparación: 

 

1. Para el primer paso hay dos opciones:

  • Puedes pelar la fruta.
  • Puedes dejarla con cáscara si quieres que tenga más fibra.

 

2. Corta la fruta en pedazos pequeños.

 

3. Agrega la fruta cortada a una olla y cocínala a fuego lento. Para esta parte de la preparación encontré diferentes opciones:

  • Puedes dejarla desde 40 minutos
  • Hasta unas 4 horas

 

Depende de la consistencia que quieras obtener. Yo la he dejado 40 minutos si no tengo mucho tiempo o hasta 2 horas. Es importante tapar la olla para que la fruta suelte su jugo y no se pegue, además de moverla cada 5-10 minutos. Si ves que la fruta se pega o no suelta suficiente jugo puedes agregar un poco de agua.

 

4. Agrega la cucharadita de canela si te gusta el sabor y remuévela hasta que se incorpore a la mezcla.

 

5. Muele la fruta cocida en el procesador de alimentos para que se incorpore la mezcla.

 

6. Regresa la mezcla a la olla y cocina de 30 a 60 minutos más.

 

 

Como puedes ver, esta receta de mermelada casera no tiene demasiada ciencia. Se trata básicamente de cocer la fruta. Es bastante flexible en cuanto a los tiempos, a partir de unos 40 minutos ya puede estar lista, pero si la dejas más tiempo verás cómo se incorpora mejor.

 

No se trata de que estés dos horas viendo como se cocina la fruta, aprovecha mientras haces otras cosas, solo procura estar al pendiente de moverla cada cierto tiempo para que no se pegue.

 

Puedes guardar tu mermelada en un frasco de vidrio y mantenerla en refrigeración por unas dos semanas aproximadamente.

 

 

¡Disfrútala!

 

Adjunto aquí un video donde puedes ver la preparación de una mermelada de manzana con una cocción bastante larga. Yo lo más que la he dejado son 2 horas antes de molerla y 1 hora después.

 

Healthy 2-Ingredient Slow Cooker Apple Butter

This no sugar added 2 ingredient Apple Butter gives me all the Fall feels.

Posted by My Kitchen Love – Making Everyday Family Meals Extraordinary on Saturday, October 21, 2017