Seleccionar página

Muchos de nosotros hemos escuchado acerca de la importancia de tomar suficiente agua. “Toma 2 L al día, ” “bebe 8 vasos de agua diario.” Sabemos que es necesario, pero ¿sabemos para qué?

 

El otro día en consulta, hablando de la importancia de tomar agua y lo difícil que puede ser para algunas personas, una paciente me preguntó para qué nos sirve realmente estar bien hidratados. Con esta pregunta, me di cuenta que muchas veces sabemos lo que tenemos que hacer, pero no sabemos exactamente en qué nos puede beneficiar. Gracias a esto, decidí compartir este artículo contigo, espero que te sirva y te motive a tomar más agua entendiendo su importancia. Si hay algún tema que te interese y quieres saber más, puedes escribirme y con mucho gusto resolveré tus dudas.

 

7 beneficios de beber agua

7 beneficios de beber agua

 

A continuación 7 beneficios que puedes obtener si tomas suficiente agua:

 

1. Mantener el balance de fluidos de tu cuerpo ¿para qué?

 

Tu cuerpo está formado por un 60% de agua. Tomar suficiente agua es indispensable para la digestión, absorción, creación de saliva, transporte de nutrimentos y mantenimiento de la temperatura del cuerpo. ¿Te imaginas? Todo lo que logra tu cuerpo si tú lo mantienes bien hidratado.

 

2. ¿Estás pensando en bajar unos kilitos? ¡Tomar agua te puede ayudar!

 

Aunque el consumo de agua por sí solo no tiene un efecto mágico sobre la pérdida de peso, el sustituir bebidas azucaradas por agua natural puede ser de gran ayuda. Tomar agua incrementa la saciedad (hacerlo antes de las comidas puede ayudar a que te sientas más satisfecho y comas menos). Además, tomar una adecuada cantidad de agua aumenta tu metabolismo (ayuda a que tu cuerpo trabaje mejor y utilice más energía).

 

3. ¿Te sientes débil o cansado? La hidratación afecta tus niveles de energía

 

Cuando las células del cuerpo no tienen suficientes fluidos y electrolitos puede aparecer cansancio y fatiga muscular. La cantidad adecuada de agua te ayudará a que tu corazón bombee sangre de una manera más efectiva, además de transportar oxígeno y otros nutrimentos esenciales en tus células, con lo cual te sentirás con más energía. Tomar suficientes líquidos antes, durante y después del ejercicio o tus actividades diarias te ayudará a compensar las pérdidas que tienes durante el día (sudor, orina, etc.) y evitar la fatiga de los músculos.

 

4. ¡Cuida a tu cerebro! ¡Mejora tu desempeño!

 

Entre el 70 y 80% del tejido de nuestro cerebro es agua. Si estás deshidratado, tu cuerpo y tu mente están estresados. Las funciones cerebrales están influenciadas en gran parte por el estado de hidratación. Incluso una deshidratación leve puede afectar tus niveles de energía, tu estado del humor, disminuir tu capacidad de memoria y tu desempeño cerebral. Por otro lado, tomar agua puede ayudar a prevenir y tratar dolores de cabeza. Es común que dichos dolores se deban a una simple deshidratación. Prueba tomar agua antes de tomar otras medidas.

 

5. El agua mantiene tu piel bonita

 

Tu piel contiene una cantidad considerable de agua y funciona como una barrera protectora para prevenir la pérdida de líquidos. La deshidratación hace que tu piel luzca más seca y arrugada, lo cual se puede prevenir tomando suficiente agua.

 

6. Tomar suficiente agua facilita el trabajo de tus riñones

 

Los fluidos del cuerpo transportan desechos dentro y fuera de las células. Tus riñones hacen un excelente trabajo limpiando y sacando toxinas de tu cuerpo, siempre y cuando tomes suficiente agua. Cuando estás hidratado, la orina fluye con facilidad, es de color claro y sin olor. Cuando tu cuerpo no está recibiendo suficiente agua la concentración, color y olor de la orina aumenta y los riñones necesitan un mayor esfuerzo para lograr su función. El agua también diluye sales y minerales de la orina, que forman cristales sólidos llamados piedras del riñón. Dichas piedras no se pueden formar en orina diluida, ¡reduce tu riesgo tomando suficiente agua!

 

7. ¿Estreñimiento? El agua ayuda a mantener una función intestinal normal

 

Una adecuada hidratación ayuda al flujo de sustancias en tu intestino y previene el estreñimiento. Si estás deshidratado, tu cuerpo absorbe toda el agua, dejando el colon seco y dificultando el paso de desechos. Un adecuado consumo de agua y fibra es la perfecta combinación, los fluidos empujan a la fibra, la cual actúa como una escoba empujando los desechos y manteniendo una función regular. Además, el agua ayuda a disolver partículas de desecho y a transportarlas por tu tracto digestivo.

 

¿Cuánta es suficiente agua para mí?

 

Cuando no tienes suficientes fluidos en tu cuerpo, el cerebro activa el mecanismo de la sed. Es importantísimo escuchar a nuestro cuerpo e hidratarnos preferentemente con agua natural. Toma en cuenta que cuando tienes sed, significa que tu cuerpo ya está un poco deshidratado.

 

La recomendación general para el consumo de líquidos es de 2.2 L al día para mujeres y 3 L al día para hombres (en esta recomendación se toma en cuenta el agua incluida en cualquier tipo de bebidas y alimentos). Tomar de 1.5 a 2 L de agua natural al día podría ser una buena opción para completar la cantidad de líquidos totales (aunque esto depende de las necesidades específicas de cada persona).

 

Si sientes que estas cifras son un reto muy grande para ti, empieza aumentando solamente ½ vaso de agua a tu rutina diaria. Si lo haces poco a poco será mas fácil llegar a la meta esperada y ayudar a tu cuerpo a funcionar mejor.

 

Fuentes:

 

-Zelman, Kathleen M. 6 Reasons to Drink Water. WebMD 2008

-Leech, Joe. 7 Science-Based Health Benefits of Drinking Enough Water. Authority Nutrition 2016

-Mayo Clinic Staff. Water: How much should you drink every day? Mayo Clinic 2014