Seleccionar página
El consumo de agua es vital para nuestra salud. Mantenerte hidratada en época de calor es sumamente importante, sobre todo si realizas actividades fuera de casa a altas temperaturas o estás en lugares donde el calor es muy intenso.

 

Algunos signos de deshidratación incluyen dolor de cabeza, falta de energía, ganancia de peso, función del sistema inmunológico disminuida, menor eliminación de toxinas.

 

Tips para mantenerte hidratada en época de calor:

 

1. Bebe antes de tener sed

Es importante beber agua antes de sentir la sensación de sed. La sed es un mecanismo que utiliza tu cuerpo para avisarte que te estás deshidratando. No esperes la señal, anticípate y bebe suficiente agua antes de sentir sed.

 

2. Prefiere agua natural sobre cualquier otra bebida

Nada hidratará a tu cuerpo mejor que el agua natural. Aunque las bebidas azucaradas pueden quitarte la sensación de sed por un momento, recuerda que aportan grandes cantidades de azúcar que hacen que elimines el agua más rápidamente.

 

3. Ten siempre disponible una botella de agua

Invierte en una botella de agua que sea de vidrio o plástico sin BPA (BPA free) y cárgala contigo a donde vayas. Tenerla disponible te ayudará a hidratarte regularmente estés donde estés.

 

4. Utiliza sabores naturales en tu agua

Además del agua natural, puedes tomar agua de fruta sin azúcar o té helado sin azúcar. Puedes añadir rodajas de fruta a tu agua mientras está en el refrigerador para darle un sabor ligero y agradable.

 

5. Toma agua mineral

Si te encanta la sensación gaseosa del refresco bien frío, puedes intercambiarlo por agua mineral simple o con un poco de limón o naranja. Te dará esa sensación deliciosa y refrescante sin el aporte de azúcar y químicos de los refrescos. Es una excelente opción para pedir en restaurantes.

 

6. Modera el consumo de bebidas alcohólicas

Se que con este calor una cerveza bien fría puede ser muy atractiva, y se vale, solo no te pases. El consumo de alcohol deshidrata a las células de tu cuerpo lo que te hará sentir aún más sed. Si decides tomar algo de alcohol, tómalo con moderación e intercálalo siempre con un vaso de agua natural para evitar la deshidratación.

 

7. Monitorea tu consumo de agua

Pon atención a la cantidad de agua que tomas, para algunas personas consumir agua puede ser más complicado y si no están al pendiente pueden pasar el día consumiendo muy poca cantidad de agua. Realiza un registro, cuenta los vasos o mide con tu botella la cantidad de agua que tomas para asegurarte de no dejarlo pasar durante el día.

 

8. Consume alimentos que te hidraten

El consumo de frutas y verduras es una parte muy importante para mantenerte hidratada. Algunos de los alimentos más hidratantes incluyen apio, melón, pepino, kiwi, pimientos, frutas cítricas, zanahorias, piña, lechuga, jitomate, coliflor, espinacas, frutos rojos y brócoli.

 

 

¿Te gustó o te sirvió el artículo? ¿Tienes alguna duda o comentario?

¡Agradeceré mucho tus comentarios y opiniones!