Seleccionar página

Cada vez existe una mayor cantidad de productos en el mercado para curar todo tipo de padecimientos. Algunos funcionan, otros no. Unos son inofensivos, otros pueden ser peligrosos.

 

Es muy común que mis pacientes me pregunten o me manden fotos de productos que les han recomendado para bajar de peso, quemar grasa, mejorar la digestión, entre otros.

 

 

8 formas de reconocer un producto milagro

 

 

Muchas veces, con solo ver la etiqueta, se puede reconocer el típico producto milagro que no es lo que parece. Pero, ¿cómo puedo reconocerlo?

 

 

Para empezar, es importante saber ¿qué es un producto milagro?

 

Según la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris): “Un producto milagro se define como un producto que es ofrecido como aquel que aporta nutrimentos, mejora la salud, previene enfermedades, cura padecimientos, promete ayudar a bajar de peso, tallas, quemar grasa, o en general, sugiere en sus etiquetados y publicidad que sirve para cualquier dolencia del ser humano. Se identifica en este exceso de promesas al consumidor.”

 

En otras palabras es un producto que ofrece soluciones fáciles y rápidas a uno o varios problemas de salud. Sin contar con evidencia científica real o sin estar avalado por las entidades correspondientes.

 

Es importante aclarar que los denominados “productos milagro” NO son medicamentos, ya que no cuentan con controles técnicos y sanitarios estipulados por la Secretaría de Salud y la Cofepris, por lo tanto deben ser retirados al mercado de inmediato.

 

Lamentablemente, no siempre es así, en el mercado se encuentra disponible una gran cantidad de “productos milagro” que engañan a los consumidores y pueden poner en riesgo su salud.

 

 

Ahora si, ¿Cómo puedo reconocer un producto milagro?

 

Este tipo de productos suelen tener las siguientes características:

 

1. Su etiqueta muestra fotografías o imágenes de órganos humanos, siluetas, cintas métricas o estados de bienestar.

 

 

Producto milagro

 

 

2. Se presenta como remedio de uno o varios padecimientos de manera rápida y prometiendo varios beneficios a la salud.

 

 

Producto milagro

 

 

3. Puede prometer mejoras cosméticas como eliminación de verrugas, modificación en la pigmentación de la piel, reducción de tallas, entre otros.

 

 

Producto milagro

 

 

4. Suelen tener nombres relacionados con la enfermedad que tratan.

 

 

Producto milagro

 

 

5. Su venta suele ser informal; ya sea por distribuidores que van a la puerta de tu casa, puestos ambulantes o ventas tipo pirámide.

 

 

Producto milagro

 

 

6. La producción, distribución y comercialización de este tipo de productos suele ser poco transparente, carecen de registro sanitario o aviso de funcionamiento. En algunos casos se esconden de la autoridad sanitaria para vender el producto.

 

 

Producto milagro

 

 

7. Es común que en sus páginas o propaganda muestren testimonios de sus mágicos resultados. La típica foto de antes y después junto con historias de personas que los han utilizado obteniendo resultados impresionantes.

 

 

Producto milagro

 

 

8. No tienen estudios científicos reales, pero puede ser que tengan “estudios” poco serios o con dudosa bibliografía.

 

 

Producto milagro

 

 

¿Cuál es el riesgo de consumir productos milagro?

 

Muchos de los productos milagro tienen efectos temporales. Esto significa que después de un tiempo de consumirlos, los problemas de salud que te llevaron a buscarlos suelen regresar, probablemente con mayor intensidad.

 

El ejemplo más típico es el de productos milagro para bajar de peso. Su funcionamiento suele relacionarse con la eliminación de sales minerales y grandes cantidades de agua. Esto puede ser peligroso, ya que causa deshidratación. Además, en cuanto dejas de tomar el producto, el peso regresa de manera casi inmediata.

 

El mayor riesgo de consumir este tipo de productos se relaciona principalmente con la falta de un diagnóstico médico oportuno en caso de alguna enfermedad, ya que el paciente adquiere el producto con la esperanza de curar o mejorar su padecimiento.

 

No es recomendable consumir productos que hacen promesas salud en periodos cortos de tiempo, lo ideal es acudir con un especialista que recete un tratamiento adecuado para cada persona y para cada enfermedad.

 

 

¿A dónde puedo acudir si tengo dudas acerca de algún producto?

 

En México, la Ley General de Salud señala que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), dependiente de la Secretaría de Salud, es responsable de regular y controlar la venta de medicamentos.

 

Acércate a la Cofepris y comprueba que el producto que quieres consumir esté avalado por esta entidad.

 

Es muy importante revisar la etiqueta y leer los ingredientes que contienen los productos, si no los menciona, ¡CUIDADO! No lo consumas.

 

 

Entre los productos más recientes, prohibidos por la Cofepris, se encuentran:

 

 

Producto milagro

 

 

Ojo, esta lista solo abarca los productos que se han identificado recientemente. Existen miles de productos milagro en el mercado que pueden ser un riesgo para tu salud.

 

 

¿Cuál es la diferencia entre un producto milagro y un suplemento alimenticio?

 

Los suplementos alimenticios, según la Ley General de Salud, son productos a base de hierbas, extractos vegetales, alimentos tradicionales, deshidratados o concentrados de frutas, adicionados o no, de vitaminas o minerales, que se puedan presentar en forma farmacéutica y cuya finalidad de uso sea incrementar o complementar la ingestión de algún nutrimento.

 

Puedes identificar un suplemento alimenticio por las siguientes características:

 

  1. No incluye en su presentación cualidades para curar, prevenir o tratar alguna enfermedad.
  2. Ningún suplemento alimenticio es eficaz en el tratamiento o curación de enfermedades como cáncer, diabetes, artritis, Alzheimer, problemas cardiacos o cualquier otro padecimiento; por lo que no debe contener imágenes o mensajes curativos.
  3. El nombre comercial, marca o denominación del producto no puede incluir de manera explícita u oculta relación a enfermedades, síndrome, signos o síntomas.

 

 

Suplemento alimenticio

 

Como puedes ver, la probabilidad de encontrarte con productos milagro en el mercado es sumamente alta. Por eso te recomiendo revisar con cuidado sus ingredientes y características. No te dejes engañar con promesas falsas que pueden poner en riesgo tu salud 😉

 

 

Fuentes: