Seleccionar página

El otro día en el súper, me di cuenta de lo complicado que puede ser hacer una compra saludable, incluso para la persona más organizada.

 

Es verdad que desde hace tiempo, y por medio de prueba y error, he logrado hacer una compra más ordenada, saludable y sin tanto desperdicio. Pero no voy a negar que al principio no fue tarea fácil.

 

 

7 Tips para hacer una lista de súper saludable

 

 

La disponibilidad de alimentos chatarra rodeándote en cada pasillo, pueden poner en riesgo tus intenciones de hacer una compra saludable.

 

De ahí la importancia de tener preparada una lista de alimentos que te ayude a tener una compra organizada y que disminuya los impulsos de comprar cosas que ni te benefician, ni necesitas.

 

Incluso, tener una lista para comprar alimentos, puede ahorrarte tiempo y dinero. Apegarte a tu lista hará que hagas la compra más rápido y que te concentres en las cosas que en verdad necesitas.

 

Existen estudios que revelan que el ir a comprar alimentos con una lista, hace que tus selecciones sean más saludables e incluso se ha relacionado con pérdida de peso.

 

A continuación te comparto algunos tips para preparar tu lista de súper y tomar decisiones inteligentes mientras compras.

 

 

  1. Planea con antelación.

 

Piensa qué comidas quieres preparar en la semana y qué ingredientes necesitas para hacerlo.

 

Tener un refri o una despensa vacía te lleva a depender de la comida de la calle que, la mayoría de las veces, no es una buena opción. Es por eso que es súper importante llenar tu refri, tu congelador y tu alacena para tener alimentos nutritivos disponibles en casa.

 

Te sorprenderá la cantidad de dinero que puedes ahorrar si empiezas a organizarte para preparar tus propios alimentos en lugar de comprarlos fuera toda la semana.

 

Estudios muestran que las personas que planean sus comidas con antelación tienen dietas mucho más saludables y menos problemas de sobrepeso.

 

Una excelente manera de planear tus comidas es crear un tablero donde tengas disponibles ideas para desayunos, comidas, cenas y snacks.

 

Si no tienes tiempo de cocinar todos los días, puedes preparar dos o tres platillos diferentes y repetirlos durante la semana. Para la semana siguiente preparas otros dos o tres platillos diferentes para no aburrirte.

 

Piensa siempre en qué frutas y verduras vas a comprar para la semana y una vez que las tengas en casa prepáralas para tenerlas disponibles.

 

Pica algunas frutas, desinfecta hojas verdes, cocina verduras, prepara salsas. De esta manera será mucho más fácil que no queden en el fondo del refri y se echen a perder para el final de la semana, como muchas veces pasa.

 

Analiza qué ingredientes necesitas para preparar dichos platillos e inclúyelos en tu lista de súper para que no te falte ni te sobre nada 😉

 

 

  1. Ve anotando las cosas que te faltan en una lista en el momento en que se terminan.

 

No esperes a hacer el recuento de todo lo que te falta justo antes de ir a comprar. La probabilidad de que se te olviden cosas en mayor.

 

A mi me funciona muy bien tener una libreta pegada al refri con un imán e ir anotando los alimentos que tengo que comprar en el momento en que se terminan. De esta forma, cuando tengo que ir al súper, ya tengo una buena parte de la lista preparada para comprar de forma organizada.

 

Agrega nada más los alimentos que quieras probar la siguiente semana o los que necesites para preparar los platillos que quieras cocinar.

 

 

  1. Se realista.

 

Cuando haces tu lista del súper, es importante ser realista en cuanto al tipo y cantidad de alimentos que consumes.

 

Aunque muchas veces nos emocionamos al ver la gran variedad de alimentos que hay disponibles en el súper o en el mercado, es importante calcular la cantidad y el tipo de alimentos que tú y tu familia realmente van a consumir.

 

Cuando no tienes una lista de alimentos, es fácil meter al carrito cualquier tipo de comida que se te antojo en ese momento, y cuando se te pasa la mano, muchas veces se acaba desperdiciando.

 

 

  1. Dale prioridad a la variedad.

 

Escoger los alimentos necesarios y variarlos cada semana es una buena opción para probar cosas nuevas, añadir a tu dieta distintos nutrimentos y descubrir sabores interesantes.

 

En mi lista de súper, siempre incluyo los alimentos que son básicos para mi. Cosas que consumo todas las semanas y no pueden faltar en mi lista. En otra parte anoto alimentos diferentes que quiero probar cada semana o espero a ver que verduras o frutas de temporada hay disponibles para completar mi compra. Además de mis básicos, procuro comprar 2 o 3 frutas variadas y 2 o 3 verduras nuevas para preparar distintos platillos.

 

Es una excelente manera de evitar una alimentación monótona y aburrida; y de disfrutar de todo lo que la naturaleza tiene para ofrecernos por medio de alimentos en porciones adecuadas para que no se desperdicie.

 

 

  1. Organiza tu lista.

 

Separa tu lista de alimentos por categorías. De esta manera será más fácil localizar los alimentos en el súper y ahorrar tiempo.

 

Puedes diseñar la lista por categorías o según el orden de los pasillos en el lugar al que vas a comprar más a menudo.

 

De esta forma, disminuyes también la posibilidad de comprar por impulso. Es probable que hayan pasillos o secciones por los que ni siquiera tengas que pasar, y así, no dejas que te distraigan productos que no necesitas.

 

Puedes dividir tu lista en :

  1. Verduras
  2. Frutas
  3. Proteína
  4. Granos enteros
  5. Grasas saludables
  6. Lácteos
  7. Condimentos

 

 

  1. No metas a tu casa alimentos poco nutritivos, artificiales o llenos de azúcar.

 

En ningún momento pretendo que dejes de consumir ese pan dulce que tanto te gusta o que te comas unas papas de vez en cuando.

 

Pero si es súper importante hacerte consciente de que lo que metas en casa, tarde o temprano, te do vas a comer.

 

Deja de comprar el pan dulce o galletas por cajas o meter a tu carrito la Sabrisemana entera.

 

Si quieres consumir ese tipo de alimentos, hazlo fuera de casa. De esa manera evitas la tentación de consumirlos todos los días y reemplazar alimentos realmente saludables.

 

 

  1. Enfócate en alimentos reales.

 

Cuando prepares tu lista de súper, incluye alimentos reales y nutritivos. Esto es algo que puede ser difícil al principio, pero pronto te darás cuenta que si los tienes disponibles y los preparas de forma rica y creativa, no te costará trabajo incluirlos en tu alimentación diaria.

 

La lista de alimentos es una excelente herramienta para mantenerte lejos de productos poco saludables que te harán ganar peso y sabotearán tus planes saludables.

 

Si sabes que hay ciertas secciones en el mercado o supermercado que te causan tentación, evítalas. Enfócate en los pasillos o secciones donde encontrarás los alimentos de tu lista.

 

 

7 Tips par hacer una lista de súper saludable

 

 

¿Quieres recibir una lista de súper para facilitar tus compras?

 

¡Suscríbete al newsletter poniendo tu nombre y correo en la parte superior de la página principal!

 

¿Ya estás suscrito a los artículos semanales y aún no tienes tu lista de súper?

 

Contesta a este email y con gusto te la envío.

 

Fuentes: 

 

  • Dubowitz T, et al. Using a Grocery List Is Associated With a Healthier Diet and Lower BMI Among Very High-Risk Adults.  2015 May-Jun;47(3):259-64.
  • Pauline Ducrot, et al. Meal planning is associated with food variety, diet quality and body weight status in a large sample of French adults. . 2017; 14: 12.

 

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25959448